Tesla comienza el lanzamiento del Autopilot Pure Vision

En lugar de un radar, Elon Musk incorporará en sus vehículos un sistema de piloto automático basado en cámaras

Tesla comienza el lanzamiento del Autopilot Pure Vision
3 min de lectura

Tesla Inc. (NASDAQ:TSLA) deja atrás el radar en favor de un sistema de piloto automático basado en cámaras para sus vehículos.

Lo que ha sucedido: Elon Musk, CEO de Tesla, señaló en Twitter que el fabricante de vehículos eléctricos (VE) va a implementar el “Autopilot Pure Vision” en Norteamérica. A esto le seguirá el lanzamiento de la versión beta V9.0 de Full-Self Driving (FSD) basada en el sistema pure vision tres semanas después.

Musk expresó también que el tan esperado servicio de suscripción FSD se habilitará “aproximadamente al mismo tiempo” que la versión beta V9.0 de FSD. Tesla lanzó una versión “beta” del software FSD a un pequeño grupo de clientes en octubre del año pasado.

Tesla también anunció que a partir de las entregas de este mes, los vehículos Model 3 y Model Y construidos para el mercado norteamericano ya no estarán equipados con radar y, en su lugar, contarán con un sistema de piloto automático basado en cámaras.

Inicialmente, los vehículos perderán algo de funcionalidad debido a la ausencia de radar, pero se restaurará a través de futuras actualizaciones de software, según indicó Tesla.

Por qué es importante: Los sistemas Autopilot y FSD de Tesla utilizan actualmente radares, cámaras y sensores ultrasónicos para tomar decisiones. El FSD de Tesla es un sistema avanzado de asistencia al conductor, mientras que el Autopilot es parte de todos sus vehículos.

Anteriormente, Tesla anunció que dejaría atrás el radar para apostar por un sistema de visión completa necesario para que funcione la autonomía total. Musk afirmó en enero que aunque el coste de los sensores lidar (utilizados en un enfoque alternativo por sus rivales) fuese cero, Tesla no los utilizaría.

La medida adoptada por Tesla también se produce en medio de un creciente escrutinio por parte de los reguladores sobre la seguridad de la tecnología de conducción autónoma de la compañía. El accidente mortal que sufrió un vehículo Model S en Texas el pasado mes de abril es el 28º accidente de un coche de Tesla investigado por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ (NHTSA), según Reuters.

El movimiento de los precios: El martes, las acciones de Tesla cerraron la sesión de negociación regular casi un 0,3% a la baja en los 604,69 dólares, pero subieron casi un 0,4% hasta los 607,35 dólares en la subasta de cierre de la bolsa.