La escasez de chips también afecta a Ford y a Nissan

Fabricantes de automóviles como General Motors, Honda Motor o Tesla han cerrado líneas de montaje debido a esta escasez que está causando estragos a nivel global

La escasez de chips también afecta a Ford y a Nissan
2 min de lectura

La escasez de chips de semiconductores a nivel internacional continúa perjudicando a fabricantes de automóviles. Ford Motor Co (NYSE:F) ha detenido la actividad en dos plantas de ensamblaje y Nissan Motor Co (OTC:NSANY) se ha convertido en el último fabricante de automóviles japonés en reducir la producción en Estados Unidos.

Lo que ha sucedido: Ford ensamblará en Norteamérica sus camionetas pickup F-150 y SUV Edge sin ciertas piezas y detendrá la actividad de dos plantas de ensamblaje como consecuencia de la escasez de chips de semiconductores que existe a nivel global, según informó Reuters el jueves. Nissan también afirmó que paralizará la producción en sus plantas de Estados Unidos y México, de acuerdo con la información proporcionada por Automotive News.

Fabricantes de automóviles como General Motors Co (NYSE:GM), Honda Motor Co (NYSE:HMC) o Tesla Inc (NASDAQ:TSLA) cerrarán líneas de montaje debido a esta escasez. Por su parte, los fabricantes de chips asiáticos se esfuerzan por expandir su capacidad de producción para combatir la escasez mundial de semiconductores, que está afectando especialmente a los fabricantes automotrices.

Por qué es importante: La escasez de chips de semiconductores está interrumpiendo las cadenas de suministro globales y se produce en un momento en que la actividad económica está volviendo a reanudarse tras verse duramente golpeada por la pandemia, y la demanda de movilidad personal de los consumidores está en aumento.

El sector espera que estos problemas de suministro se solucionen en la segunda mitad de 2021.

Ford también informó de que paralizará la producción de las plantas de Louisville (Kentucky) y Colonia (Alemania). El segundo fabricante de automóviles más importante de EE.UU. ya ha pronosticado que podría tener pérdidas de entre 1.000 y 2.500 millones de dólares en 2021 debido a la escasez de chips. Su principal rival, GM, ha estimado que dicha escasez podría recortar sus ganancias hasta 2.000 millones de dólares este año.

Los fabricantes de automóviles japoneses Toyota Motor Corp (NYSE:TM) y Honda dijeron a principios de esta semana que iban a detener la producción de las plantas norteamericanas.

Nissan anunció que las plantas de ensamblaje de Tennessee y Mississippi detendrán significativamente su actividad hasta el próximo lunes.

Hasta ahora, la surcoreana Hyundai Motor Co (OTC:HYMTF) ha conseguido salir airosa de la crisis de los chips almacenando semiconductores un año antes e incluso comprando más a finales de 2020.

El movimiento de los precios: El jueves, las acciones de Ford cerraron un 1,58% a la baja en los 12,49 dólares.