3 próximos cambios políticos que podrían afectar a la bolsa

Barry Gilbert, estratega de asignación de activos de investigación de LPL, cree que los cambios en las políticas de EE.UU. seguirán impulsando el mercado de valores

3 próximos cambios de política que podrían afectar a la bolsa
3 min de lectura

El avance que experimentó el S&P 500 en la segunda mitad de 2020 ha continuado en la primera mitad de 2021. El SPDR S&P 500 ETF (NYSE:SPY) ha subido otro 13,2% en lo que va de año, impulsado en gran parte por las contundentes políticas de estímulo de Washington.

De cara al futuro, el estratega de asignación de activos de investigación de LPL, Barry Gilbert, ha afirmado que los cambios en las políticas podrían continuar impulsando el mercado de valores en los próximos trimestres, pero que podrían pasar de ser una ventaja a jugar en su contra.

En un nuevo informe de esta semana, Gilbert ha destacado tres posibles cambios en las políticas federales de EE.UU. a los que los inversores deberían estar atentos durante el resto de 2021.

1. Estímulo

Primero, Gilbert ha señalado que el fin de los aproximadamente 5 billones de dólares de gasto del estímulo directo para la Covid-19 supondrá un cambio claro para los mercados en el futuro. Sin embargo, ha expresado que a los inversores no debería preocuparles que el mercado se quede sin el estímulo, a menos que el crecimiento económico orgánico comience a decepcionar.

LPL pronostica un crecimiento económico estadounidense superior al promedio hasta al menos 2022, lo cual debería ser más que suficiente para compensar la falta de estímulo del gobierno.

2. Impuestos

En segundo lugar, Gilbert ha afirmado que uno de los mayores riesgos que existe para el mercado alcista es el aumento de los impuestos corporativos.

En diciembre de 2017, el expresidente Donald Trump redujo la tasa impositiva corporativa máxima de EE.UU. del 35 al 21%. Era la primera vez desde la década de los 40 que la tasa impositiva corporativa máxima bajaba del 30%. El presidente Joe Biden ha propuesto aumentar esa tasa hasta el 28%, pero Gilbert espera que la tasa final tras las negociaciones con los republicanos, esté más cerca del 25%.

“Aunque no creemos que las tasas más altas sean retroactivas, podrían restar parte del impulso que hemos observado en el crecimiento de las ganancias en lo que va de 2021 y contribuir a una mayor volatilidad del mercado”, ha declarado Gilbert.

Biden también ha propuesto subir el impuesto máximo sobre rentas del 37 al 39,6% y aumentar el impuesto sobre ganancias de capital a los estadounidenses que ganen más de 1 millón de dólares al año de un máximo del 23,8% al 43,4%.

3. Elecciones de medio mandato

Por último, Gilbert ha dicho que los inversores a largo plazo deberían estar atentos a cómo se desarrolla la temporada de elecciones de medio mandato de 2022. Aunque todavía es pronto, la historia sugiere que el partido que controla la Casa Blanca suele tener dificultades para mantenerse en la Cámara en las elecciones de medio mandato, y según Gilbert, el mercado de valores ha tenido tradicionalmente muy buen rendimiento bajo un gobierno mixto.

La opinión de Benzinga

El aumento de los impuestos corporativos es aparentemente el exceso de política potencial más significativo para el mercado de valores. Sin embargo, la predicción de LPL de una tasa impositiva corporativa de alrededor del 25% parece muy razonable, si tenemos en cuenta que todavía representa una reducción neta del 10% con respecto a niveles anteriores a 2018.

Joe Biden. Foto de archivo de Benzinga de Dustin Blitchok.