Este ETF disruptivo se beneficia de nuevos planes de Tesla

Tesla, al ser una empresa con alto potencial disruptivo, es capaz de generar un gran porcentaje de beneficios a este fondo

Este ETF disruptivo se beneficia de nuevos planes de Tesla
3 min de lectura

Si hablamos de empresas disruptivas, se puede decir que Tesla (NASDAQ:TSLA) es uno de los principales estándares, pero la capacidad que tiene para alterar industrias puede no limitarse a los vehículos eléctricos y la energía limpia.

Lo que sucedió: Como se ha señalado ampliamente en el transcurso del impresionante año de Tesla, donde presentó un avance en la cotización de sus acciones por un 580 %, este nombre está afectando de forma positiva a una cantidad notable de ETF, entre los que está el ARK Autonomous Technology & Robotics ETF (CBOE:ARKQ).

Asignando el 11,67 % de su peso a Tesla, este fondo gestionado de forma activa merece un lugar en la conversación, ya que este porcentaje se considera como uno de las mayores en cuanto a asignaciones de este tipo entre todos los ETF.

Las empresas que conforman ARKQ “se centran en y se espera que obtengan beneficios de forma sustancial por parte del desarrollo de nuevos productos o servicios, así como también mejoras tecnológicas y avances en la investigación científica relacionada con la energía, la automatización y fabricación, los materiales y el transporte, por mencionar solamente algunas cosas”, según ARK Investment Management.

Por qué es importante: ARKQ destaca, con un aumento posicionado en 86 %, los beneficios de un ETF con una gran exposición a Tesla, pero hay más tela de la que cortar. La disrupción a largo plazo de la compañía liderada por Elon Musk en diversos segmentos, entre los que se menciona al transporte privado (ride-hailing), proporciona una oportunidad de posicionamiento ideal para que el fondo se capitalice.

“ARK tiene plena confianza en que una red de transporte proveerá avances en cuanto a la rentabilidad de Tesla previo al lanzamiento de un servicio de robotaxi”, declaró Tasha Keeney, analista de ARK.

“En adición a esto, parece ser que el lanzamiento de un servicio de robotaxi no supondría la utilización de importantes recursos de ingeniería, excepto para el enrutamiento, la integración de pagos y otras funciones que serán críticas para el lanzamiento de este nuevo concepto”.

Las declaraciones de Keeney destacando la posibilidad de viajar con Tesla se produjeron un día antes de que Goldman Sachs mejorara la calificación de la acción a Buy, argumentando que el siguiente año podría significar otro impulso del 37 %, por lo que la entidad financiera se posiciona como el mayor “toro” del fabricante en Wall Street.

¿Qué sigue? Pese a dar esa impresión, ARKQ, uno de los tres ETF de ARK con una exposición significativa a Tesla, no depende de las acciones de la empresa.

También abarca un amplio alcance en diversos temas, como la impresión 3D, la energía limpia y la exploración espacial.

Sin embargo, no hay duda de que Tesla tiene un potencial disruptivo en el sector de los servicios de transporte, y el estar tras esa meta va de la mano con el objetivo de la compañía de convertir el mundo en uno de energía más limpia e inteligente.

“Ante el proyecto de desarrollar un servicio de transporte integrado verticalmente, Tesla podría generar el acceso a los beneficios devengados de parte de un modelo financiero similar al robotaxi mientras reduce considerablemente el riesgo técnico de lanzar una red de este estilo”, señaló Keeney.

“ARK sostiene que la compañía de Musk tendrá la capacidad de generar ganancias netas por milla, para los primeros 3 millones de autos vendidos dentro de este modelo de transporte, cercanas a las de un servicio de robotaxi autónomo”.

Foto cortesía de Tesla.