España podría convertirse pronto en una potencia de litio europea

Si se aprueba el proyecto de la Junta de Extremadura, para 2025 España tendría la mina más grande de Europa, tanto por tamaño como por volumen de extracción

España podría convertirse pronto en una potencia de litio europea
4 min de lectura

Según el estudio ‘Global Stationary Lithium-Ion Battery Market’, el tamaño del mercado mundial de baterías de iones de litio estacionarias registrará una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 12,7% de aquí al año 2028. Con este pronóstico, mientras el mercado echa chispas debido a la creciente demanda de los vehículos eléctricos, surgen otros mercados. En Europa, hay uno en particular que está ligado a una posición privilegiada: España.

¡Recibe notificaciones de las últimas noticias, artículos y mucho más!

Una oportunidad irresistible

Acaba de publicarse la noticia de que la mina de litio más grande de Europa estará en España. Lithium Iberia ha presentado a la Junta de Extremadura un proyecto de explotación del yacimiento de litio situado en el municipio cacereño de Cañaveral.

Si se aprobase, para el año 2025 España tendría la mina más grande de Europa, tanto por tamaño como por volumen de extracción.

En base al proyecto presentado por la compañía, la inversión necesaria para llevar a cabo la operación será de 340 millones de euros. Lithium Iberia prevé una extracción que podría prolongarse entre 19 y 30 años, de los que los seis primeros serían a cielo abierto y el resto bajo tierra.



¿Quieres hacer trading de criptomonedas? ¡En la plataforma eToro puedes operar con más de 60 criptomonedas diferentes!

Para cuando la ubicación esté en pleno funcionamiento, dará empleo directamente a 430 personas, incluidos trabajadores de la mina y de la planta adyacente, mientras que se espera que el impacto indirecto sea de alrededor de 1.100 trabajadores más.

Volumen

En términos de volumen de producción, la mina Las Navas (como se conoce al área donde está prevista la extracción) tendrá capacidad para extraer 1,2 millones de toneladas anuales, lo que podría ascender a 30.000 toneladas de sulfato de litio aprovechables para baterías de coches eléctricos.

De aprobarse la revisión del proyecto, la mina Las Navas podría empezar a suministrar litio a los fabricantes en 2025, una fecha que coincide perfectamente con la materialización del PERTE para el desarrollo de vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen en España, con baterías de la confirmada fábrica de Sagunto (que está previsto que esté operativa para 2026).

Como en toda operación minera, existen condicionantes y condiciones ecológicas que afectan a la forma en que se llevará a cabo la operación.

Para empezar, la mina se alimentará con energía fotovoltaica de una planta que se pretende que esté en el municipio de Holguera, que se encuentra aproximadamente a 16 kilómetros de donde está prevista la extracción.

También está prevista la restauración del terreno por fases a lo largo de la vida del proyecto. Ya en el primer año de extracción se iniciarán los primeros trabajos de restauración, mientras que en el tercer año se iniciará la restauración de la mina a cielo abierto.

Suministro

Según el grupo de campaña Transport & Environment, hay suficiente litio para fabricar 21 millones de coches eléctricos para 2025 y, al mismo tiempo, hay suficiente litio localizado para producir baterías para 14 millones de vehículos para 2023.

El litio es el componente más importante de la batería de un coche eléctrico, y su disponibilidad y suministro marcarán el futuro de la industria del automóvil en los próximos años.

Hay diversas entidades y medios que aseguran que no habrá litio suficiente para soportar el cambio de paradigma que está viviendo la industria de la movilidad, pero Transport & Environment (que ha basado su estudio en datos de Bloomberg) dice que actualmente hay un 55% más litio del estimado, lo que no significa que su suministro esté garantizado.

Actualmente, y solo en Europa, existen 27 grandes yacimientos localizados de litio que se consideran minas potenciales de este preciado material, y se distribuyen principalmente en nueve países: República Checa, Serbia, Ucrania, España, Francia, Portugal, Alemania, Austria y Finlandia.

En total, se estima que todos estos depósitos suman 8.839.750 toneladas de óxido de litio. A pesar de que hay suficiente litio y níquel localizados y disponibles a corto plazo, el principal obstáculo para los fabricantes de baterías es tener acceso a ellos.

Con la noticia de Las Navas en España, el mercado no hará más que agitarse en una etapa crítica para la transición a la movilidad eléctrica.