¿Cortará Rusia el gas a otros países europeos?

Tras el corte de suministro de gas ruso a Polonia y Bulgaria, los países europeos se apresuran ahora a buscar el modo de pagar en rublos tal y como exige Putin

¿Cortará Rusia el gas a otros países europeos?
4 min de lectura

Polonia y Bulgaria no recibirán más gas ruso, según anunciaba esta semana en un comunicado el proveedor de gas controlado por el estado ruso, Gazprom. La razón de este corte de suministro se debe a la negativa de ambos países a pagar la energía en rublos, tal y como Vladímir Putin les exige.

El Kremlin firmó a finales de marzo un decreto que establecía que el pago del gasoducto ruso suministrado a partir de abril debería realizarse exclusivamente en su propia moneda, para seguir financiando la guerra en Ucrania. 



¿Quieres hacer trading de criptomonedas? ¡En la plataforma eToro puedes operar con más de 60 criptomonedas diferentes!

Sin embargo, las sanciones impuestas a Rusia por los 27 países de la Unión Europea prohíben esa operación. Ante esto, surge la pregunta de por qué Gazprom ha cortado el suministro a esos dos países europeos en concreto, y no a otros como Hungría o Alemania. ¿Serán estos los siguientes? Los últimos movimientos realizados por algunas empresas de gas europeas podrían dar la respuesta a esta cuestión.

Violando las sanciones de la UE para evitar cortes de gas

Tras el cierre del suministro a estos dos países, las empresas gasistas europeas temen ahora quedarse sin el gas ruso, y es por ello que podría producirse una ruptura de la unidad europea frente a Rusia, algo que seguramente Putin pretendía conseguir con tal movimiento. Actualmente, varias de estas compañías estarían valorando abrir, o ya habrían abierto, cuentas en rublos para pagar la energía de este país, lo que podría dañar la unanimidad en la imposición de las sanciones occidentales contra la nación rusa.

De hecho, según han confirmado a Bloomberg fuentes cercanas de Gazprom, al menos diez compradores europeos habrían abierto cuentas bancarias paralelas en rublos en Gazprombank para realizar los pagos, y al menos cuatro de ellos, ya habrían pagado con la moneda rusa.

Ante esto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advertía el miércoles a las compañías energéticas de Europa que tengan contratos en euros o dólares de que “no accediesen a las demandas rusas”, ya que, de hacerlo, estarían violando las sanciones europeas contra Moscú. “No deben acceder a las demandas rusas. Sería un incumplimiento de las sanciones y un alto riesgo para las empresas”, declaró en una rueda de prensa.

Lee también: Si Europa cerrara el grifo al gas ruso, ¿a quién se lo vendería Putin?

Empresas que estarían tratando de cumplir las exigencias del Kremlin

De acuerdo con el Financial Times, los distribuidores de gas en Alemania, Austria, Hungría y Eslovaquia ya estarían buscando abrir cuentas en rublos en Gazprombank en Suiza para cumplir con el requisito ruso de recibir los pagos en su propia divisa.

Entre esas empresas se incluyen dos de los mayores importadores individuales de gas ruso: La alemana Uniper y la austriaca OMV. Las negociaciones de estas empresas con Gazprom se van intensificando conforme se acercan los plazos de pago.

Asimismo, la empresa pública italiana Eni, otro cliente importante de Gazprom, estaría por el momento estudiando las opciones con las que cuenta. Eni tiene hasta final de mayo para tomar una decisión, fecha en que vencerá su próximo pago por el gas ruso.

A esto hay que añadir, además, el comunicado del Gobierno húngaro en el que confirmaba que usará el sistema de pagos de Rusia para pagar las importaciones de energía en rublos. “No es por diversión, no hemos elegido esta situación”, declaraba el ministro de Exteriores húngaro, Peter Szijjarto.

En cualquier caso, según afirma el centro de análisis Bruegel, estas compañías “formalmente no estarían violando las sanciones”, aunque sí estarían infringiendo los términos del contrato. Aun así, la Comisión Europea ha señalado recientemente que este tipo de maniobras no están autorizadas.

Con todo ello, las empresas de gas europeas se apresuran a buscar el modo de garantizar su suministro en medio de una complicada situación en la que deberán, tanto tratar de cumplir con las exigencias del Kremlin, como aplicar al mismo tiempo las sanciones impuestas por todos los países de la UE contra Rusia. Una misión cada vez más compleja que, llegado a este punto, parece ya imposible de realizar.

Accede aquí a la formación y recomendaciones que necesitas para operar con criptomonedas.