Las acciones de Netflix siguen desplomándose

Las acciones del gigante del streaming cerraron la jornada de negociación del jueves con una caída del 3,3% en los 519,20 dólares

Las acciones de Netflix siguen desplomándose
2 min de lectura

Netflix Inc. (NASDAQ:NFLX) cotizaba a la baja el jueves y recientemente ha caído por debajo de un nivel de soporte que confirma lo que los traders llaman un patrón de cabeza y hombros.

Netflix cerró con una caída del 3,3% en los 519,20 dólares.



¿Quieres hacer trading de criptomonedas? ¡En la plataforma eToro puedes operar con más de 60 criptomonedas diferentes!

Análisis del gráfico diario de Netflix

  • Las acciones cayeron por debajo de un nivel de soporte clave cercano a los 575 dólares, lo que confirmó el patrón de cabeza y hombros. Este patrón se considera un patrón de reversión bajista y la confirmación del patrón dio a entender que se avecinaba un movimiento bajista.
  • La acción cotiza por debajo de la media móvil de 50 días (verde) y la media móvil de 200 días (azul). Esto indica un sentimiento alcista y cada una de estas medias móviles podría considerarse un área de soporte en el futuro.
  • El índice de fuerza relativa (RSI) ha bajado de manera constante durante los últimos meses y ahora se encuentra en los 19 puntos. Esto demuestra que las acciones está bien adentrada en la zona de sobreventa y que siguen acercándose vendedores al mercado. Si el RSI continúa en la zona de sobreventa, es probable que el precio de las acciones siga bajando.

nflx1-13-22_0.jpg

¿Qué le deparará el futuro a Netflix?

El hecho de que las acciones de Netflix cayeran por debajo de la línea de soporte dio a entender que se avecinaba un fuerte movimiento bajista, ya que bajar de un nivel de soporte en un patrón de cabeza y hombros es un claro indicio de que posteriormente va a producirse un movimiento bajista.

Los alcistas esperan que la acción encuentre algo de apoyo, repunte y empiece a subir de nuevo. Los alcistas quieren mínimos más altos y que supere los promedios móviles para que el sentimiento se vuelva alcista una vez más.

Los bajistas tienen el control total de las acciones y lo que les interesa es que las acciones sigan bajando y se mantengan por debajo de los promedios móviles.