Moscú, primera ciudad europea en el ranking de innovaciones frente al COVID-19

4 min de lectura

Moscú ocupa el tercer lugar en el mundo, por detrás de Nueva York y San Francisco

MOSCÚ, 7 de diciembre de 2021 /PRNewswire/ — Moscú ha sido reconocida como la primera ciudad europea en el ranking de innovaciones, que se utilizan para la formación de resiliencia al coronavirus. Está por delante de Londres y Barcelona.



¿Quieres hacer trading de criptomonedas? ¡En la plataforma eToro puedes operar con más de 60 criptomonedas diferentes!

La capital rusa ocupa el tercer lugar entre las megaciudades del mundo, detrás de San Francisco y Nueva York. Boston y Londres completan los cinco primeros. La calificación fue recogida por la agencia de investigación internacional StartupBlink. La clasificación no es un reflejo del éxito de las políticas públicas en términos de mitigar y lidiar con COVID-19, sino que se centra en medir el resultado de la innovación creada principalmente por empresas emergentes y corporativas.

Casi 160 productos y servicios innovadores ayudaron a Moscú a lograr una alta tasa. Soluciones para el análisis y procesamiento de imágenes médicas, que ayudaron a los radiólogos a analizar más de tres millones de investigaciones, un servicio de vídeo-analítica para monitorizar el nivel de ocupación en los espacios públicos y el sistema de transporte, y un mapa de la propagación del coronavirus en Rusia y en el mundo están entre ellos.

Los algoritmos de visión por ordenador basados en inteligencia artificial (IA) se han convertido en una ayuda importante en el trabajo de los médicos. Como resultado, los expertos lograron ahorrar un tiempo precioso durante una pandemia. Las imágenes del TC se envían inmediatamente para que las procese la IA. Registra la presencia de neumonía u otras patologías pulmonares en pacientes con coronavirus sospechado o confirmado. El médico recibe los resultados del estudio en 10 minutos. La IA se ha convertido en una parte común del trabajo de los hospitales y centros de salud de Moscú. Sus sistemas analizan las quejas del paciente, los resultados de los exámenes y pruebas, y luego ofrecen al médico varias opciones preliminares para el diagnóstico.

Además, se introdujo una calculadora de TC para ayudar a los médicos en Moscú, que permite predecir la probabilidad de una neumonía leve (TC 0-1), moderada (TC 2) o grave (TC 3-4) y decidir otras tácticas de tratamiento del paciente. Si el sistema predice una forma leve de neumonía, se le ofrecerá al paciente que rechace la tomografía computarizada. En otros casos, se realiza una tomografía computarizada o una radiografía de inmediato y comienza un tratamiento intensivo. Esto no reemplaza el trabajo de los médicos, pero simplifica enormemente su vida y les ahorra tiempo.

Una plataforma en la nube es otra solución innovadora. Conecta pacientes, médicos, organizaciones sanitarias, compañías de seguros, producciones farmacéuticas y sitios web.

Las tecnologías que ayudan a los ciudadanos a adaptarse durante una pandemia también contribuyeron a obtener buenos resultados. Se trata de proyectos en el ámbito del turismo inteligente, el comercio electrónico y la logística, así como del teletrabajo y la formación online.

La experiencia de Moscú

Moscú ha abandonado los extremos en la lucha contra el coronavirus. La atención se centró en la prevención: se aumentó el número de puestos de vacunación y pruebas express gratuitas, se patentaron programas y plataformas de educación en línea y se desarrollaron capacidades de telemedicina.

Desde el comienzo de la pandemia, Moscú ha podido encontrar un equilibrio ideal entre la introducción de restricciones y el estado de la economía. La ciudad está controlando con éxito la incidencia del coronavirus. Esto también es posible gracias al seguimiento ininterrumpido de la situación epidemiológica de la ciudad.

El seguimiento y análisis de la situación permitió a las autoridades de Moscú prepararse para el brote de coronavirus de octubre con mucha antelación. Gracias a esto, ahora los ciudadanos pueden vivir una vida normal.

Como resultado de la atención de la autoridad de la ciudad, Moscú implementa medidas flexibles en la lucha contra el coronavirus. Cuando el número de casos disminuye, se levantan las restricciones en la ciudad, y cuando aumenta, por el contrario, se introducen. Esto se hace para prevenir el crecimiento explosivo de la propagación de la infección y preservar la salud de los moscovitas.

Durante la pandemia, el sistema de salud de Moscú ha acumulado un margen de seguridad suficientemente amplio, lo que hace posible continuar con la atención primaria y de emergencia incluso en los momentos de máxima incidencia de COVID-19.

Moscú apoya a las empresas proporcionando subsidios e incentivos. Este año, cerca de 25.000 pequeñas y medianas empresas se beneficiaron de las medidas de apoyo.