El desafío de la ciberseguridad en un mundo financiero digital

Mostramos algunos de los desafíos clave que enfrentan las instituciones al desarrollar estrategias de ciberseguridad

El desafío de la ciberseguridad en un mundo financiero digital
4 min de lectura

Foto de Philipp Katzenberger en Unsplash

La siguiente publicación fue escrita y/o publicada como una colaboración entre el equipo de contenido patrocinado interno de Benzinga y un socio financiero de Benzinga.


El rápido impulso para democratizar las finanzas a través de soluciones fintech aporta una mayor accesibilidad, y ello trae consigo una mayor amenaza de filtraciones de datos, fraude, robo de identidad y otros riesgos de seguridad cibernética. Aproximadamente 6 billones de dólares se pierden a nivel mundial cada año a causa de delitos cibernéticos. A medida que las finanzas se vuelven más digitales, las instituciones financieras deben hacer el mismo esfuerzo para construir una infraestructura de ciberseguridad sólida para mantener seguros a los clientes y sus activos.

Estos son algunos de los desafíos clave que enfrentan las instituciones al desarrollar estrategias de ciberseguridad:

Compatibilidad cruzada e integración entre ecosistemas

Un cliente puede tener una aplicación para banca, otra para invertir y otra para pagos sin contacto. Para mejorar la experiencia del usuario y hacer que su fintech sea más conveniente, las integraciones con otras aplicaciones y plataformas son clave para permitir a los clientes construir su propio ecosistema financiero.

Sin embargo, esto presenta grandes desafíos desde una perspectiva de ciberseguridad. A medida que los datos financieros confidenciales pasan de un sistema a otro en este ecosistema, aumenta la exposición a violaciones de datos y otras amenazas.

Para proteger a los consumidores, las instituciones financieras deberán trabajar juntas para desarrollar marcos de ciberseguridad que protejan los datos en ecosistemas completos, no solo dentro de una única plataforma.

Ausencia de estándares en la industria

Una barrera clave que dificulta el desarrollo de un marco de ciberseguridad para todo el ecosistema es la falta de estándares en el sector. Si bien cada banco y empresa de tecnología financiera tiene sus propios estándares y enfoques de ciberseguridad, la digitalización de las finanzas es tan nueva que los estándares uniformes aún no se han cristalizado.

Las diferencias entre las instituciones, los requisitos regulatorios locales y las asociaciones de la industria hacen que el desarrollo de estándares consistentes de ciberseguridad sea un desafío. Esto se vuelve aún más difícil para las instituciones que prestan servicios a una base de clientes internacional. Afortunadamente, la necesidad de estándares uniformes de privacidad y protección de datos es bien reconocida, y se han desarrollado estándares internacionales recomendados como NIST e ISO para ayudar a las empresas a colaborar más fácilmente en los marcos de seguridad cibernética.

Formación de personal en ciberseguridad

A medida que más servicios y productos se hacen digitales, la ciberseguridad se está convirtiendo en una prioridad importante para los departamentos dentro de las organizaciones. No es suficiente tener un departamento de TI que se encargue de todas sus necesidades de ciberseguridad. Los trabajadores de otras áreas de la empresa también deben convertirse en campeones de la ciberseguridad para que comprendan cómo anticipar y prevenir amenazas potenciales.

Para mantenerse al día de las amenazas planteadas por un mundo financiero cada vez más digital, las instituciones deben implementar capacitación en ciberseguridad en toda la empresa que garantice que cada empleado tenga la habilidad y el conocimiento necesarios para mantener seguros los datos de los clientes.

La capacidad de hacer que más servicios financieros sean accesibles para más personas es una de las mayores contribuciones que las fintech han hecho al mundo de las finanzas. Ahora, más personas tienen el poder de tomar el control de su vida financiera utilizando estas nuevas herramientas digitales. Sin embargo, abordar estos desafíos de ciberseguridad será clave para garantizar que esta mayor accesibilidad no tenga el coste de una mayor vulnerabilidad.

La publicación anterior fue escrita y/o publicada como una colaboración entre el equipo de contenido patrocinado interno de Benzinga y un socio financiero de Benzinga. Aunque el artículo no es ni debe interpretarse como contenido editorial, el equipo de contenido patrocinado trabaja para garantizar que toda la información contenida en él sea verdadera y precisa según su mejor conocimiento e investigación. Este contenido es solo para fines informativos y no pretende ser un consejo de inversión.