El ratio PEG del S&P 500 es bajo, ¿por qué hay señal bajista?

Un analista de Bank of America cree que un ratio PEG bajo podría ser una señal más de la exuberancia irracional del mercado

El ratio PEG del S&P 500 es bajo, ¿por qué hay señal bajista?
3 min de lectura

El ratio precio/beneficio a crecimiento (PEG, por sus siglas en inglés) es una métrica fundamental que evalúa el precio de una acción en relación con sus ganancias y la tasa de crecimiento esperada de las ganancias. En teoría, cuanto más bajo es el PEG, más valor tiene una acción.

Actualmente, el S&P 500 tiene un PEG adelantado de solo 1,11, un 21% por debajo de su promedio histórico. Pero Savita Subramanian, analista de Bank of America, afirmó el lunes que la mayoría de las métricas fundamentales sugieren que el mercado de valores está sobrevalorado, y que un ratio PEG bajo podría ser en realidad una señal más de la exuberancia irracional del mercado.

Las cifras

Subramanian señaló que el S&P 500 es estadísticamente caro según 15 de las 20 métricas fundamentales que sigue, incluido un CAPE de Shiller que está un 122,9% por encima de las cifras históricas y un ratio de capitalización de mercado al PIB del S&P 500 que está un 170,3% por encima de los promedios históricos.

De hecho, Subramanian expresó que la única razón por la que el PEG del S&P 500 es tan bajo es porque los analistas tienen expectativas muy altas con respecto al crecimiento futuro de las ganancias.

“El atractivo ratio precio/beneficio a [crecimiento a largo plazo], o ‘ratio PEG’, del S&P 500 se debe a las altas expectativas de crecimiento, y no a las bajas valoraciones”, tal y como explicó.

Expectativas altas

Los analistas proyectan actualmente un crecimiento de las ganancias del S&P 500 a largo plazo del 19%, incluso por encima de las expectativas de crecimiento máximo de la burbuja de las puntocom. Como ocurre con muchas medidas económicas y del sentimiento del mercado, Subramanian dijo que las expectativas de crecimiento a largo plazo han sido históricamente un mejor indicador contrario que positivo. De hecho, de las 87 empresas que tenían expectativas de crecimiento de ganancias a largo plazo en el año 2000, solo 15 registraron al menos un 20% durante los siguientes cinco años, según añadió Subramanian.

Históricamente, las proyecciones de crecimiento a largo plazo (LTG) han tenido una correlación negativa del 40% con los rendimientos futuros del S&P 500 a 12 meses. Si esa correlación se mantuviera durante los próximos 12 meses, sugeriría una desventaja de alrededor del 20% para el SPDR S&P 500 ETF Trust (NYSE:SPY) para noviembre de 2022.

La opinión de Benzinga

Predecir los movimientos del mercado es mucho más complicado que analizar una o incluso un puñado de métricas, como las proyecciones de crecimiento a largo plazo o el ratio PEG. Sin embargo, dado que actualmente el 75% de las métricas de valoración de Bank of America sugieren que las valoraciones de las acciones son históricamente altas, los inversores deberían estar preparados ante la posibilidad de que se produzca una corrección pronunciada si la Reserva Federal comienza a subir las tasas de interés en 2022.