Cómo se traduce ‘El Juego del Calamar’ a la realidad surcoreana

Analizamos qué similitudes hay entre la serie 'El Juego del Calamar' de Netflix y la vida real en Corea del Sur

Cómo se traduce ‘El Juego del Calamar’ a la realidad surcoreana
2 min de lectura

‘El Juego del Calamar’ de Netflix Inc (NASDAQ:NFLX) no solo ha demostrado ser un gran éxito mundial, la serie también ha sacado a la luz ciertas verdades sobre la crisis de la deuda de Corea del Sur, especialmente en lo que respecta a los propietarios de pequeñas empresas del país, con estrictas reglas de quiebra que obstaculizan su capacidad para obtener un empleo.

La similitud a ‘El Juego de Calamar’

Una noticia de Reuters destaca los problemas que enfrentan muchos propietarios de pequeñas empresas que se declararon en bancarrota en Corea del Sur. Su difícil situación se ha relacionado con la de los personajes de la popular serie de Netflix, con paralelismos sobre la incapacidad de pagar sus deudas.

La información de Reuters también destaca cómo el endeudamiento está impulsando las inversiones privadas y el crecimiento de los hogares, y muchos coreanos creen que especular en los mercados y otros activos es la forma más fácil de enriquecerse. La historia también analiza cómo, debido al sistema bancario que prevalece en el país, los dueños de los negocios se ven obligados a asumir la mayor parte de la deuda para iniciar y administrar los mismos.

Además, los solicitantes con calificaciones crediticias deficientes, o un historial de incumplimiento, necesitan garantías de las instituciones financieras estatales, lo que agrega otra capa de laboriosidad a un proceso ya de por sí estresante.

Lee también: ‘El juego del calamar’ impulsa las ventas de esta empresa en la India

El problema de la deuda creciente

Un informe de Korean Credit Information señala que las personas que se atrasan en más de un tipo de pago de débito personal ha aumentado del 48% en 2017 al 55,47% en junio de este año. Otro informe del banco central del país mostró que el 38% de este tipo de negocios fracasan después de tres años, a pesar de que el número de trabajadores autónomos surcoreanos se encuentra entre los más altos del mundo.

La situación antes mencionada fue resumida por un empresario de 40 años llamado Ryu Kwang, quien luchó por obtener un préstamo a pesar de haber abandonado con éxito el programa de rehabilitación de deudores.
“En qué se diferencia de El Juego del Calamar si no hay segundas oportunidades”, declaró Kwang.

La serie ha sido vista más de 142 millones de veces en todo el mundo y recientemente se ha convertido en la más vista de Netflix, impulsando las ganancias de la plataforma en el proceso.