Las tecnologías deflacionarias podrían adoptarse antes de lo esperado

Según un analista, el alza en los precios de coches usados indica que “las tecnologías deflacionarias” podrían adoptarse antes de lo esperado

Las tecnologías deflacionarias podrían adoptarse antes de lo esperado
2 min de lectura

El analista de Ark Invest, Sam Korus, afirmó el lunes que los altos precios históricos de los coches usados podrían empujar a los consumidores a adoptar nuevas tecnologías más rápido de lo esperado.

Lo que ha sucedido

Las últimas cifras de la empresa de subastas de automóviles Manheim apuntan a que los precios de los coches usados alcanzaron un máximo histórico, incluso cuando las ventas cayeron un 13% interanual.

Cathie Wood, alcista de Tesla Inc (NASDAQ:TSLA) y CEO de la popular empresa de gestión de dinero, ha señalado recientemente que los datos de los precios de los coches usados indican que las ventas han alcanzado su punto máximo y que los precios bajarán a medida que la deflación juegue un papel más importante en los próximos días.

“Una tendencia más amplia que podría estar formándose es que la inflación de precios desplaza a los consumidores hacia la adopción de tecnologías deflacionarias más rápidamente de lo que sería el caso”, escribió Korus en una nota.

Asimismo, ha destacado que los fabricantes de automóviles tradicionales apuntan a la escasez de chips como la razón de la disminución de las ventas, pero podrían llevarse una sorpresa con una adopción más rápida de los vehículos eléctricos (VE), lo que garantiza que la demanda de coches a gasolina no se recupere tan rápido como se esperaba.

Por qué es importante

Los precios de los coches nuevos y usados han aumentado desde el año pasado, cuando la demanda se recuperó más rápido de lo esperado. Los precios se encuentran ahora en niveles no vistos en muchos años y el menor inventario está impulsando ese aumento.

La situación de menor inventario se ha agravado aún más con la escasez en curso de semiconductores, que ha hecho que empresas como General Motors Co (NYSE:GM), Ford Motor Co (NYSE:F) y Tesla luchen para obtener suficientes chips para fabricar unidades.

Según el Índice de Manheim, que rastrea los precios de los vehículos usados, todos los principales segmentos del mercado experimentaron aumentos intermensuales en septiembre, siendo las furgonetas y los vehículos deportivos utilitarios los que más aumentaron.

Los precios de los coches usados han subido un 27,1%, según el índice.

El movimiento de los precios

El lunes, las acciones de GM cerraron un 0,82% a la baja en los 58,09 dólares.