Uber apunta a un EBITDA positivo en el 3T

Las acciones de la empresa de viajes compartidos cotizaban al alza tras anunciar su pronóstico de EBIDTA

Uber apunta a un EBITDA positivo en el 3T
3 min de lectura

Entre las noticias positivas del gigante de los viajes compartidos, Uber ha revisado este martes su perspectiva para el tercer trimestre de 2021 y ahora espera que las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBIDTA) sean positivas a partir de este trimestre. Las acciones de la compañía subieron más del 6% en la preapertura de la Bolsa de Valores de Nueva York el martes por la mañana.

En una presentación ante la SEC, Uber (NYSE:UBER) ha señalado que ahora espera que el EBITDA para el trimestre actual esté entre un déficit y una ganancia de 25 millones de dólares, lo que indica un aumento de la proyección original de la compañía de una pérdida de 100 millones de dólares. Si el EBITDA de Uber cayera en el extremo positivo de esa perspectiva, también marcaría el primer trimestre de rentabilidad para la compañía, siguiendo a su rival de viajes compartidos Lyft (NASDAQ:LYFT), que reportó rentabilidad de EBITDA en el segundo trimestre.

Uber también espera que las reservas brutas alcancen entre 22.800 y 23.200 millones de dólares para el tercer trimestre, es decir, una ligera reducción del rango de 22.000 a 24.000 millones de dólares que anunció en su teleconferencia de ganancias del segundo trimestre. El trimestre pasado, las reservas brutas de la compañía ascendieron a 21.500 millones de dólares, impulsadas por su segmento de entrega de alimentos. Ese es el segundo trimestre consecutivo en el que se reporta un máximo histórico en reservas brutas.

“Creo que lo realmente bueno de Uber es la flexibilidad del modelo”, afirmó el martes por la mañana la CEO de la empresa, Dara Khosrowshahi, en la CNBC. “Aquí estamos, todavía en una especie de pandemia, y nuestros niveles de reservas brutas están entre un 35% y un 40% por encima de la OPI. Estamos muy claramente en el camino hacia la rentabilidad”.

Ni siquiera Khosrowshahi esperaba que la rentabilidad llegara tan pronto. Con una pandemia azotando al mundo en toda regla menos de un año después de que Uber empezara a cotizar sus acciones en la bolsa, la compañía ha tenido que lidiar con una grave escasez de conductores, y ha estado sintiendo el impacto desde el principio: para el segundo y tercer trimestre de 2020, los dos primeros trimestres completamente impactados por la pandemia, las reservas brutas de Uber disminuyeron significativamente. Pero en el cuarto trimestre, las reservas brutas comenzaron a aumentar nuevamente y la suerte de la compañía comenzó a cambiar.

“Al principio, identificamos nuestra necesidad de incorporar más conductores a la plataforma”, señaló Khosrowshahi en la CNBC. “En el segundo trimestre, realmente nos enfocamos en la oferta, especialmente en EE.UU., para revitalizar y hacer crecer nuestra base de conductores en EE.UU. y estamos viendo eso ahora, los beneficios de esa inversión inicial, en el tercer trimestre”.

Uber le sigue pisando los talones a Lyft, que registró rentabilidad de EBITDA el trimestre pasado, también antes de lo previsto. Aunque la viabilidad del viaje compartido como generador de dinero se ha cuestionado durante mucho tiempo, parece que comienzan a aparecer respuestas afirmativas.

Imagen de Free-Photos en Pixabay