Información sobre la ROCE (rentabilidad sobre el capital empleado) de Olympic Steel

2 min de lectura

Tras extraer los datos de Benzinga Pro parece que durante el segundo trimestre, Olympic Steel (NASDAQ:ZEUS) ganó 42,44 millones de dólares, lo que representa un aumento del 34,34% con respecto al trimestre anterior. Olympic Steel también reportó un total de 556,08 millones de dólares en ventas, lo que supone un aumento del 20,07% con respecto al primer trimestre. Olympic Steel ganó 31,59 millones de dólares y registró ventas totales de 463,12 millones de dólares en el primer trimestre.

¿Por qué es importante la ROCE?

Los cambios en las ganancias y las ventas indican movimientos en la rentabilidad sobre el capital empleado de Olympic Steel, una medida que indica el beneficio anual antes de intereses e impuestos relativa al capital usado en una empresa. Por lo general, una ROCE más alta sugiere un crecimiento exitoso para una empresa y es una señal de que se obtendrán más ganancias por acción en el futuro. En el segundo trimestre, Olympic Steel publicó una ROCE del 0,12%.

Cabe recordar que la ROCE evalúa el rendimiento pasado y que no se utiliza como herramienta de predicción. Es una buena manera de medir el rendimiento reciente de una compañía, pero hay varios factores que podrían afectar a las ganancias y las ventas en el futuro cercano.

La ROCE es una métrica importante para comparar compañías similares. Una ROCE relativamente alta sugiere que Olympic Steel está operando potencialmente a un nivel más alto de eficiencia que otras empresas de su sector. Si la compañía está generando un nivel alto de beneficios con su nivel actual de capital, parte de ese dinero puede reinvertirse en más capital que originará rentabilidades más altas y aumentará el beneficio por acción.

En el caso de Olympic Steel, el ratio positivo de ROCE es algo en lo que se fijarán los inversores antes de tomar decisiones financieras a largo plazo.

Predicciones de los analistas

Olympic Steel reportó ganancias para el segundo trimestre de 2,84 dólares/acción, que no estuvieron a la altura de las predicciones de los analistas de 1,88 dólares/acción.