El informe anual Goalkeepers Report encuentra disparidades en los impactos de la COVID-19

6 min de lectura

– El informe anual Goalkeepers Report de la Fundación Gates encuentra grandes disparidades en los impactos de la COVID-19

Los nuevos datos han mostrado que el mundo se intensificó para evitar que ocurran los peores escenarios; destaca la necesidad de disponer de inversiones a largo plazo para garantizar una recuperación equitativa y un progreso continuo hacia los Objetivos Globales

SEATTLE, 14 de septiembre de 2021 /PRNewswire/ — La Bill & Melinda Gates Foundation ha presentado hoy su quinto informe anual Goalkeepers Report, que incluye un conjunto de datos globales actualizados que ilustran el impacto adverso de la pandemia en el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (Objetivos Globales).

El informe de este año, del que son coautores Bill Gates y Melinda French Gates, co-presidentes de la Bill & Melinda Gates Foundation, muestra que las disparidades causadas por la COVID-19 siguen siendo muy marcadas, y los más afectados por la pandemia serán los más lentos en recuperarse. A causa de la COVID-19, 31 millones de personas más se vieron empujadas a la pobreza extrema en 2020 en comparación con 2019. Y mientras que el 90% de las economías avanzadas recuperarán los niveles de renta per cápita anteriores a la pandemia para el próximo año, solo se espera que lo haga un tercio de las economías de ingresos bajos y medios.

Afortunadamente, en medio de esta devastación, el mundo dio un paso adelante para evitar algunos de los peores escenarios. En el Informe Goalkeepers del año pasado, el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) predijo una caída de 14 puntos porcentuales en la cobertura mundial de vacunas, borrando así 25 años de progreso en 25 semanas. Un nuevo análisis del IHME demuestra que el descenso, aunque sigue siendo inaceptable, fue sólo la mitad de lo previsto.

En el informe, los copresidentes destacan la “impresionante innovación” que sólo ha sido posible gracias a la colaboración, el compromiso y las inversiones mundiales durante décadas. Reconocen que evitar los peores escenarios es encomiable, pero señalan que no es suficiente. Para garantizar una recuperación verdaderamente equitativa de la pandemia, piden que se realicen inversiones a largo plazo en la salud y la economía -como las que llevaron al rápido desarrollo de la vacuna de la COVID-19- para impulsar los esfuerzos de recuperación y conseguir que el mundo vuelva a estar en camino de alcanzar los Objetivos Globales.

“El año pasado ha reforzado nuestra creencia de que el progreso es posible pero no inevitable”, escriben los copresidentes. “Si somos capaces de ampliar lo mejor de lo que hemos visto en estos últimos 18 meses, podremos finalmente dejar atrás la pandemia y acelerar de nuevo el progreso para abordar cuestiones fundamentales como la salud, el hambre y el cambio climático”.

El informe subraya el impacto económico desproporcionado que la pandemia ha tenido en las mujeres a nivel mundial. Tanto en los países de renta alta como en los de renta baja, las mujeres se han visto más afectadas que los hombres por la recesión mundial desencadenada por la pandemia.

“Las mujeres se enfrentan a barreras estructurales en todos los rincones del mundo, lo que las hace más vulnerables a los impactos de la pandemia”, explicó Melinda French Gates. “Invirtiendo ahora en las mujeres y abordando estas desigualdades, los gobiernos pueden impulsar una recuperación más equitativa al tiempo que fortalecen sus economías frente a futuras crisis. No es sólo lo correcto, sino una política inteligente que beneficiará a todos”.

El informe también ilustra cómo el llamado “milagro” de las vacunas de la COVID-19 fue el resultado de décadas de inversión, políticas y asociaciones que establecieron la infraestructura, el talento y los ecosistemas necesarios para desplegarlas rápidamente. Sin embargo, los sistemas que permitieron el desarrollo y el despliegue sin precedentes de la vacuna de la COVID-19 existen principalmente en los países ricos y, como resultado, el mundo no se ha beneficiado por igual.

“La falta de acceso equitativo a las vacunas de la COVID-19 es una tragedia para la salud pública”, comentó Bill Gates. “Nos enfrentamos al riesgo muy real de que, en el futuro, los países y las comunidades ricas empiecen a tratar la COVID-19 como una enfermedad más de la pobreza. No podremos dejar atrás la pandemia hasta que todo el mundo, independientemente de su lugar de residencia, tenga acceso a las vacunas.”

Hasta la fecha, más del 80% de todas las vacunas de la COVID-19 se han administrado en países de renta alta y media-alta, y algunos han asegurado dos o tres veces el número necesario para poder cubrir las dosis de refuerzo; menos del 1% de las dosis se han administrado en países de renta baja. Además, el acceso a la vacuna de la COVID-19 ha estado fuertemente correlacionado con los lugares donde hay capacidad de I+D y fabricación de vacunas. Aunque en África vive el 17% de la población mundial, por ejemplo, tiene menos del 1% de la capacidad mundial de fabricación de vacunas.

En definitiva, el informe hace un llamamiento para que el mundo invierta en I+D, infraestructuras e innovación en lugares más cercanos a las personas que pueden beneficiarse.

“Debemos invertir en socios locales para reforzar la capacidad de los investigadores y fabricantes de los países de renta baja para crear las vacunas y los medicamentos que necesitan”, ha declarado el consejero delegado de la Gates Foundation, Mark Suzman. La única manera de resolver nuestros mayores retos sanitarios es aprovechar la innovación y el talento de personas de todo el mundo”.

Acerca de la Bill & Melinda Gates Foundation

Guiada por la creencia de que toda vida tiene el mismo valor, la Bill & Melinda Gates Foundation trabaja para ayudar a todas las personas a llevar una vida sana y productiva. En los países en desarrollo, se centra en mejorar la salud de las personas y darles la oportunidad de salir del hambre y la pobreza extrema. En Estados Unidos, trata de garantizar que todas las personas -especialmente las que tienen menos recursos- tengan acceso a las oportunidades que necesitan para triunfar en la escuela y en la vida. Con sede en Seattle, Washington, la fundación está dirigida por el consejero delegado Mark Suzman, bajo la dirección de Bill Gates y Melinda French Gates.

Acerca de Goalkeepers

Goalkeepers es la campaña de la fundación que se dedica a acelerar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Objetivos Globales). Al compartir historias y datos detrás de los Objetivos Globales por medio de un informe anual, buscamos conseguir inspirar a una nueva generación de líderes – Goalkeepers que crean conciencia sobre el progreso, responsabilizan a sus líderes e impulsan acciones para lograr los Objetivos Globales

Acerca de los Objetivos Globales

El 25 de septiembre de 2015, en la sede de las Naciones Unidas sita en Nueva York, 193 líderes mundiales se comprometieron con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (Objetivos Globales). Se trata de una serie de ambiciosos objetivos y metas para lograr tres cosas extraordinarias para 2030: acabar con la pobreza, luchar frente a la desigualdad y la injusticia y arreglar el cambio climático.

Contacto para medios: media@gatesfoundation.org                                              
Enlace al informe
: https://www.gatesfoundation.org/goalkeepers/report/2021-report/
Enlace de los activos visuales:
http://gatesfoundation.isebox.net/goalkeepers/goalkeepers-report-2021