El S&P 500 tendrá rendimientos negativos según este análisis

Este modelo sugiere que el S&P 500 presentará retornos negativos durante los próximos diez años

El S&P 500 tendrá rendimientos negativos según este análisis
3 min de lectura

Bank of America ha actualizado el precio objetivo asignado al S&P 500 para finales de 2021 y ha publicado su nuevo objetivo de final de año para 2022. Desafortunadamente, las nuevas estimaciones de la empresa pintan un panorama extremadamente conservador de los próximos 16 meses.

Avance limitado

El miércoles, la analista de Bank of America, Savita Subramanian, elevó su precio objetivo del S&P 500 para finales de 2021 desde 3.800 hasta 4.250 dólares. El nuevo objetivo todavía representa un retroceso de alrededor del 5,9% desde el nivel actual del S&P 500 de alrededor de 4.517 dólares.

De cara a 2022, Subramanian también estableció un nuevo objetivo del S&P 500 para final de año de 4.600 dólares, lo que sugiere solo alrededor de un 1,8% de alza adicional para el índice durante los próximos 16 meses.

Según sus declaraciones, el BPA del S&P 500 ha subido aproximadamente un 50% desde su mínimo durante la pandemia de la COVID-19, pero el mercado de valores se ha duplicado. Este también señaló que el sentimiento de los inversores está en sus niveles más alcistas desde 2007, un indicador contrario potencialmente bajista para los precios de las acciones.

Además, Subramanian ha indicado que la inflación está afectando los márgenes, el riesgo de la tasa de interés está en un nivel récord y las acciones parecen tener un precio perfecto.

Si bien Bank of America es optimista sobre la economía estadounidense en los próximos años, Subramanian ha afirmado que aproximadamente la mitad de los retornos del S&P 500 desde 2010 han sido impulsados por la expansión del balance de la Reserva Federal en lugar del crecimiento de las ganancias. Los economistas ahora esperan que la Fed comience a reducir sus compras mensuales de activos para finales de 2021.

Valoración históricamente alta

La analista ha señalado que el fin de las compras mensuales de activos de la Fed y luego las eventuales ventas de activos “podrían terminar mal” para el mercado de valores. De hecho, el modelo de valoración a largo plazo de la empresa ahora sugiere rendimientos generales negativos para el S&P 500 durante esta próxima década.

“Los canarios están cantando: PPG, un barómetro de la actividad industrial, ha abortado los pronósticos sobre los problemas de la cadena de suministro; los diferenciales de crédito se han ampliado discretamente, y nuestro modelo de valoración (de alrededor del 80% de poder explicativo para los rendimientos del S&P a 10 años) ahora indica rendimientos negativos (de menos del 0,8% anual) por primera vez desde el 99”, escribió Subramanian en una nota.

Por ahora, este recomienda invertir en rentabilidades protegidas contra la inflación y acciones de pequeña capitalización. Subramanian también recomienda acciones en sectores que se benefician de la inflación, como los sectores energético, financiero y de materiales.

La opinión de Benzinga

Si los inversores confían en el modelo de valoración a largo plazo de Bank of America, los fondos indexados del S&P 500 como el SPDR S&P 500 ETF Trust (NYSE:SPY) probablemente se negociaran paralelamente en el mejor de los casos durante los próximos 10 años. En cambio, los ETF del sector como el Financial Select Sector SPDR (NYSE:XLF), el Materials Select Sector SPDR (NYSE:XLB) y el Energy Select Sector SPDR (NYSE:XLE) podrían ser las mejores opciones.

Foto: Artem Podrez en Pexels