Las corredurías tradicionales se deben adaptar para ganarse a los inversores minoristas

En los últimos tiempos hemos sido testigos de la creación y el establecimiento del nuevo tipo de inversión y de nuevos inversores

Las corredurías tradicionales se deben adaptar para ganarse a los inversores minoristas
3 min de lectura

En tiempos modernos, lo tradicional se tiene que adaptar si no quiere pasar a estar obsoleto. 

Esto se aplica también a las agencias de corredores tradicionales, las cuales tienen nuevos competidores que hacen que se vean arrastradas a un segundo plano. Las redes sociales y los avances tecnológicos son un factor clave en este sector también.

Las antiguas agencias de corredores tradicionales estaban destinadas a que solamente los brókers de Wall Street pudiesen invertir debido a las grandes comisiones que había que pagar por cada transacción.

En la actualidad estas características distintivas de los brókers han cambiado y ahora que las OPIs son cada vez más demandadas es hora de evolucionar si no quieren perder el poder que tenían anteriormente.

Maxim Manturov, Jefe de Investigación de Inversiones de Freedom Finance Europe, dice que: “Las OPI ya son una muy buena opción de inversión, el problema es que muchos no tienen acceso a ellas. Casi no hay nadie que no quiera comprar una acción a su precio de oferta pública inicial, ya que suele ser mucho más bajo que el precio de apertura. Cuando los inversores minoristas obtengan acceso a las OPI, podrán ahorrar mucho, aunque es posible que obtengan menos acciones al mismo tiempo, lo que podría ser un problema para los inversores apasionados.”

(Fuente – Statista)

Como se puede comprobar en el gráfico superior, desde comienzos de 2020 el número de OPIs ha alcanzado los niveles de principios de siglo. Las razones por lo que esto ha ocurrido son varias, pero todas ellas están relacionadas con la creación y establecimiento del nuevo tipo de inversión y nuevos inversores. 

El hecho de que ahora los inversores minoristas puedan acceder al mercado financiero ha sido un punto de inflexión a la hora de ver el cambio de actitud en un mercado que estaba claramente enfocado a un tipo específico de clientes. 
Una clara muestra de que los inversores minoristas tienen un gran impacto sobre la bolsa de valores es GameStop y Robinhood. Aquí se puede ver cómo con el uso de las redes sociales y también gracias a la posibilidad de invertir sin tener que pagar comisiones, los inversores minoristas fueron capaces de cambiar el curso de la compañía de videojuegos más grande del mundo. El gráfico inferior muestra una cronología de lo que sucedió.

(Fuente – CNBC)

En este caso, Robinhood también tuvo un papel fundamental al restringir la compra de acciones de GameStop al considerar que se estaban infringiendo algunas de las normas del libre mercado y perjudicando a los grandes inversores de Wall Street que habían sido los mayores perjudicados en este movimiento.

Este ha sido uno de los casos más mediáticos donde se pudo comprobar cómo los brókers tradicionales habían perdido su poder ante las nuevas tecnologías y sobre todo ante los inversores minoristas (un mercado que no se había descubierto hasta ahora).

Freedom24 es una de las alternativas europeas más fiables para Robinhood, la cual no abarca mucho del continente europeo. 

En ella los usuarios alrededor del mundo pueden informarse de qué empresas saldrán al mercado y de cúal será su precio de salida y así poder comprar acciones de las OPI antes de que estas salgan al mercado a ese mismo precio. Estos factores hacen que los inversores se sientan más relajados a la hora de invertir y así favorezcan el mercado bursátil. Aunque también pueden hacer que este se tambalee con el uso de las redes sociales y la todavía falta de regulación de los nuevos métodos de inversión.

Con lo cual, los métodos tradicionales de llamadas de compra-venta de acciones necesitan adaptarse a las nuevas tecnologías para poder seguir obteniendo las ganancias que hasta ahora habían conseguido y ser uno de los medios de creación de riqueza más “sencillos”.