3 empresas de baja capitalización con productos antiedad

La promesa de la ciencia de la longevidad: analizamos tres empresas de baja capitalización con productos para revertir el envejecimiento

3 empresas de baja capitalización con productos antiedad
5 min de lectura

El desafío de asegurar una vida más larga y saludable fue el enfoque de “Investing in Longevity Science: The New Drugs & Therapies Designed to Prolong Your Lifespan” (Invirtiendo en la ciencia de la Longevidad: nuevos fármacos y terapias diseñados para prolongar tu tiempo de vida), un panel de discusión realizado el pasado jueves durante la Conferencia Global Small Cap de Benzinga que ofrecía información sobre tres proyectos farmacéuticos diseñados para mitigar las dificultades del proceso de envejecimiento.

Envejecer en mejor forma: Robert Fried, director ejecutivo de ChromaDex (NASDAQ:CDXC), detalló el enfoque que mantiene su empresa en revertir la disminución de la nicotinamida adenina dinucleótido (NAD+) inducida por el envejecimiento, esta es una co-enzima que interviene en procesos metabólicos celulares cruciales, como el metabolismo energético y la reparación celular.

La investigación de ChromaDex sobre NAD+ se concentra en el ribósido de nicotinamida que la compañía ha comercializado como el componente insignia de Tru Niagen, que se vende como suplemento dietético en Reino Unido, Hong Kong y Singapur, y que se introducirá en 3.800 tiendas Walmart (NYSE:WMT) en todo Estados Unidos durante el próximo mes.

Asimismo, el CEO señaló que el 60% de los ingresos de la compañía se basan en el comercio electrónico y reconoció que el precio minorista de Tru Niagen es alto: una botella de 30 cápsulas tiene un coste de 47,30 dólares en Amazon (NASDAQ:AMZN). El precio refleja las complejidades del proceso de producción, según explicó.

“Hacerlo estable y seguro, y hacerlo de la manera adecuada, es un proceso costoso”, añadió. “No la vemos como una marca de lujo, sino como una marca de muy, muy alta calidad porque el producto que ofrecemos es excepcionalmente efectivo. A diferencia de la gran mayoría de los suplementos dietéticos, este tendrá un impacto fisiológico inmediato en tu cuerpo, y tenemos numerosos estudios clínicos para demostrarlo”.

Fried afirmó también que su empresa obtuvo aproximadamente 16 millones de dólares en ingresos a lo largo del año pasado y tenía aproximadamente 45 millones de dólares en efectivo al final del primer trimestre, lo que definió como: “suficiente efectivo para que tengamos un flujo de caja equilibrado”.

Sueño más placentero: El valor terapéutico de una buena noche de descanso se ve afectado cuando la apnea interrumpe el proceso del sueño. Kirk Huntsman, director ejecutivo de Vivos Therapeutics, Inc. (NASDAQ:VVOS), habló en el evento sobre las tecnologías que ofrece su empresa y que están diseñadas para abordar este problema, que tiene un amplio mercado objetivo.

“Hay 1.000 millones de personas aquí en el planeta Tierra que se estima que padecen apnea obstructiva del sueño”, señaló. “Y de esos 1.000 millones de personas, la gran mayoría, hasta el 80 o el 90%, ni siquiera sabe que lo padece y, por lo tanto, permanece sin diagnosticar ni tratar”.

Las soluciones de Vivos incluyen consultas con un médico y un dentista para determinar el algoritmo del ritmo de ondas de aire exclusivo de cada paciente, que permite la creación de un dispositivo oral para llevar puesto durante el sueño.

“Nuestros aparatos bucales abren las vías respiratorias en aproximadamente 12 a 24 meses para la mayoría de los pacientes”, destacó Huntsman. “Se ven mejor, se sienten mejor, tienen más energía y todos los problemas asociados con la apnea obstructiva del sueño tienden a disiparse”.

Huntsman ha declarado que su compañía tenía una capitalización de mercado de 120 millones de dólares y aproximadamente 38 millones de dólares en su balance en efectivo.

Mitigando el proceso de envejecimiento: Geoff Green, director ejecutivo de Longeveron (NASDAQ:LGVN), ha descrito la misión de su empresa como el tratamiento de afecciones relacionadas con el envejecimiento, como el avance de la fragilidad física y la enfermedad del Alzheimer.

“El objetivo general aquí es utilizar el mecanismo de reparación endógeno del cuerpo, las células muy especializadas que existen en todos nuestros cuerpos”, declaró.

“A estas se les llama células de señalización adicionales y buscamos aprovechar esas propiedades para estimular la reparación y la regeneración de tejidos y órganos dañados a medida que envejecemos. Es decir, realmente estamos mejorando la forma en que preservamos la independencia y estamos mejorando la calidad de vida de los pacientes”.

El producto de investigación líder de la compañía, Lomecel-B, se deriva de células de señalización medicinales expandidas en cultivo que se obtienen de la médula ósea de donantes adultos jóvenes y sanos.

Ahora, en una prueba clínica de fase 2 con Lomecel-B, Longeveron planea iniciar tres nuevos ensayos clínicos en EE. UU. y Japón, que Green ha definido como “dos de los grupos demográficos de envejecimiento más grandes del mundo”.

Asismismo, el ejecutivo expresó que, debido a la “muy reciente OPI de Longeveron en el NASDAQ, contamos con 24,5 millones de dólares en el balance general al final del primer trimestre, lo que nos da suficiente efectivo para seguir hasta bien entrado el cuarto trimestre de 2022, lo que nos permitiría alcanzar una serie de catalizadores internos relacionados con nuestra línea de desarrollo clínico”.

(Foto de Michal Jarmoluk / Pixabay.)