El cofundador de Neuralink Max Hodak abandona la empresa

Max Hodak ha anunciado que ha dejado Neuralink, la empresa que co-fundó junto a Elon Musk, para encaminarse hacia “nuevas cosas”

Max Hodak, cofundador de Neuralink: “de camino a nuevas cosas”

El cofundador de Neuralink, Max Hodak, ha anunciado que ya no trabaja con la startup de neurotecnología que cofundó en colaboración con el director ejecutivo de Tesla Inc. (NASDAQ:TSLA), Elon Musk, entre otros. Hodak ha añadido que está “yendo a por cosas nuevas”.

Lo que ha sucedido: Según escribió el empresario en Twitter el sábado, no ha estado trabajando con Neuralink durante las últimas semanas, aunque continúa siendo un gran seguidor de la compañía. Si bien, no reveló las razones de su partida.

Uno de los seguidores de Hodak en la red social le preguntó sobre qué planeaba hacer a continuación, y el ejecutivo respondió: “No Jurassic Park”.

Hodak tuiteó en abril que Neuralink probablemente podría construir Jurassic Park si la compañía quisiera. Además, añadió que aunque tendría dinosaurios genéticamente auténticos, 15 años de reproducción sumados a un trabajo de ingeniería podrían ayudar a obtener “especies novedosas súper exóticas”.

Neuralink, fundada en 2016 con sede en San Francisco, está desarrollando interfaces cerebro-máquina con el objetivo de permitir que las personas con parálisis utilicen directamente su actividad neuronal para operar ordenadores y dispositivos móviles con velocidad y facilidad. Musk ha invertido significativamente en la empresa.

Por qué es importante: Musk, que también es el CEO de Neuralink, señaló el mes pasado que el primer implante de la compañía permitirá que una persona con parálisis use un teléfono inteligente con la mente de forma más rápida que los que usan sus pulgares. Además, agregó que las versiones posteriores del dispositivo Neuralink permitirían a los parapléjicos volver a caminar.

Según las declaraciones de Musk, el dispositivo podría eventualmente usarse como una aplicación de “estado de guardado” que permita a los humanos fallecidos vivir en otro humano o robot.

En agosto del año pasado, Musk aseguró que sería posible que los propietarios de vehículos Tesla llamaran telepáticamente a sus coches usando implantes Neuralink.

Esta tecnología aún no se ha probado en personas, pero el CEO de Tesla afirmó que los ensayos en humanos comenzarían a finales de este año.

A continuación, te recomendamos leer: Elon Musk habla de distintos temas en Clubhouse

Foto de Steve Jurvetson en Flickr