Ethereum o Dogecoin: ¿cuál crecerá más para 2022?

En una encuesta de Benzinga, analizamos la opinión de más de 1.000 inversores acerca de qué criptomoneda tendrá el mayor porcentaje de ganancia para el próximo año

Ethereum o Dogecoin: ¿cuál crecerá más para 2022?
2 min de lectura

Todas las semanas, Benzinga realiza una encuesta de opinión para averiguar qué es lo que más gusta, interesa o tienen en cuenta los traders a la hora de gestionar y construir sus carteras personales.

Esta semana planteamos la siguiente pregunta a más de 1.000 traders e inversores de Benzinga sobre dos de las criptomonedas más populares del mundo.



¿Quieres hacer trading de criptomonedas? ¡En la plataforma eToro puedes operar con más de 60 criptomonedas diferentes!

Durante el próximo año, ¿qué criptomoneda tendrá el mayor porcentaje de ganancia? Este es el resultado completo de la encuesta:

Este estudio de sentimiento se ha realizado a medida que Ethereum (CRYPTO:ETH) y Dogecoin (CRYPTO:DOGE) se ubican en nuevos máximos históricos o cerca de ellos.

Por su parte, al cierre de esta publicación, Ethereum cotizaba en unos 2.200 dólares y Dogecoin a 40 centavos de dólar.

Acerca de Ethereum y Dogecoin: Ethereum es una plataforma de código abierto que permite a los desarrolladores conectarse y colaborar con clientes y otras personas mediante una red de aplicaciones descentralizada.

Funciona a través de una red global de computadoras que trabajan juntas para verificar las transacciones como un equipo, en lugar de depender de un único punto de aplicación centralizado… Leer más

Pro su parte, Dogecoin, que se caracteriza por ser la moneda de Internet “divertida y amigable”, es un activo digital de código abierto y peer-to-peer que se lanzó en diciembre de 2013.

La idea original en la que se basaba Dogecoin era crear un proyecto de criptoactivos más memorable para ayudar al público a comprender la tecnología que hay detrás de los blockchainsLeer más.

Esta encuesta fue realizada en abril de 2021 por Benzinga e incluye las respuestas de una muestra de población adulta, mayor de 18 años.

La participación en la encuesta fue completamente voluntaria y no se ofrecieron incentivos a los posibles encuestados. El estudio refleja los resultados obtenidos de más de 1.000 adultos.