5 aspectos que podrían descarrilar el mercado en 2021

El cofundador de DataTrek Research, Nicholas Colas, ha enumerado 5 aspectos que podrían hacer descarrilar la subida del mercado de valores durante los próximos dos años

5 aspectos que podrían descarrilar el mercado en 2021
4 min de lectura

El SPDR S&P 500 ETF Trust (NYSE:SPY) volvió a cotizar al alza a nuevos máximos históricos en operaciones del jueves, a medida que sigue creciendo el optimismo en torno a la llegada de un fuerte repunte económico este 2021.

A priori, el lanzamiento de la vacuna, el estímulo gubernamental sin precedentes realizado en EE.UU. y la posibilidad de una demanda económica reprimida sugieren que el mercado alcista del S&P 500 podría tener un largo camino por recorrer. A pesar de esto, nada se puede dar por sentado en Wall Street, y el cofundador de DataTrek Research, Nicholas Colas, señala que los inversores siempre deben estar preparados para una recesión del mercado.

El ejecutivo es alcista sobre las acciones estadounidenses, incluso con el S&P 500 subiendo más del 82% desde los mínimos de marzo del año pasado. Sin embargo, enumeró cinco aspectos que podrían hacer descarrilar la subida del mercado de valores durante los próximos dos años.

Lee también: Los precios del crudo podrían subir más que las acciones

  1. Subida de las tasas de interés. Según Colas, la razón más probable por la que el rally se quedaría sin fuerza es también la más simple: Si las tasas de interés comienzan a aumentar, las tasas de descuento más altas “dañarán absolutamente” las valoraciones de las acciones.
    “Las tasas más altas vendrán debido a una mayor inflación y, si bien hay buenos argumentos en ambos lados del debate ‘bajo versus alto’, al final ‘inflación/tasas más altas’ es una posibilidad muy real”, agregó Colas.
  2. El gasto del consumidor tiene un rendimiento inferior. Colas afirmó que existen diferencias clave entre la actualidad y los llamados ‘Felices años 20’ del siglo XX. Prácticamente no había deuda de los consumidores en 1920, y ademas, las suposiciones que plantean que los estadounidenses saldrán de la pandemia ansiosos por pedir prestado y gastar más dinero que nunca, pueden no resultar ciertas.
  3. El mundo sufre un shock geopolítico. Antes de 2020 había muchas tensiones geopolíticas globales, particularmente entre Estados Unidos y China. La pandemia ha obligado a personas y naciones (en particular a sus ejércitos) a aislarse durante la mayor parte de 2020, y las aspiraciones políticas generalmente se han centrado en la crisis sanitaria. Ahora que el mundo está volviendo a la normalidad, Colas ha afirmado que el riesgo de una acción militar a gran escala es mucho mayor.
  4. Los reguladores toman medidas enérgicas contra las empresas de tecnología. Las empresas tecnológicas de gran capitalización, además de Amazon.com, Inc. (NASDAQ:AMZN), Facebook, Inc. (NASDAQ:FB), Alphabet, Inc. (NASDAQ:GOOG) (NASDAQ:GOOGL) y Tesla Inc (NASDAQ:TSLA), representan el 38% de la ponderación total del S&P 500. Si los reguladores globales comienzan a tomar medidas enérgicas contra estas empresas por infracciones antimonopolio, recopilación y gestión de datos u otros problemas regulatorios, un gran retroceso en unas cuantas acciones tecnológicas de mega-capitalización podría descarrilar por completo el mercado en general.
  5. El dinero sigue fluyendo hacia inversiones alternativas. Colas declaró que el éxito de Bitcoin (CRYPTO:BTC), los tokens no fungibles y otras criptomonedas puede seguir alejando a los inversores de los fondos del índice S&P 500 en los próximos años. Asimismo, Coinbase y la avalancha de otras OPI y SPAC de tecnología disruptiva que están llegando al mercado este año no tendrán la oportunidad de unirse al importante índice hasta al menos 2022.

La opinión de Benzinga: En última instancia, Colas destacó que el riesgo generado por estos cinco factores no supera la posible recompensa que puede obtenerse al permanecer mucho tiempo en el S&P 500, dado el clima actual de política monetaria acomodaticia y una posible demanda reprimida.

Siempre es buena idea el hecho de que los inversores estén preparados para lo peor y que estén atentos a cualquier señal que advierta que el mercado se está topando con algún obstáculo.