3 conclusiones de BofA del último 10-K de General Electric

BofA Securities ha dado a conocer sus conclusiones tras la última presentación 10-K de General Electric

3 conclusiones de BofA del último 10-K de General Electric
3 min de lectura

BofA Securities ha llegado a tres conclusiones principales a partir de la última presentación 10-K de General Electric Co. (NYSE:GE) en relación a la guía de flujo de efectivo libre (FCF, por sus siglas en inglés) del segmento industrial del conglomerado, la normalización de su elevado apalancamiento y el impacto de la subida de tasas de interés en los pasivos de la empresa.

Pronóstico de FCF de GE Industrial: La “transición de GE lejos de las ventas de cuentas por cobrar de los clientes (es decir, factoraje), se tradujo en un arrastre de 3.200 millones de dólares en el FCF del segmento industrial en 2020”, declaró el analista Andrew Obin en una nota publicada el martes.

Sin el mencionado arrastre, el FCF 2020 de GE ya se habría ubicado por encima del punto medio de los pronósticos de este año, tal y como señaló el analista.

Sin embargo, los saldos de factoraje actuales que ostenta la empresa han caído un 46% desde sus niveles presentados en 2018, y desde entonces se han cobrado la mayoría de las cuentas por cobrar que se originaron en programas ahora desaparecidos, según afirmó.

“Basado en el saldo inicial más bajo y los comentarios de la gerencia, pronosticamos un arrastre de solo 400 millones de dólares en 2021”.

BofA mantuvo una calificación de Buy en las acciones de GE con un precio objetivo de 14 dólares.

El apalancamiento elevado de GE se normaliza rápidamente: El sector industrial de GE cerró 2020 “con un apalancamiento de 5,9 veces la deuda neta a EBITDA”, aunque Obin dijo que la participación de la compañía por 7.300 millones de dólares en Baker Hughes Co (NYSE:BKR) no formaba parte del cálculo.

El mes pasado, GE monetizó 700 millones de dólares de su participación en Baker Hughes, según comentó el analista, y agregó: “el EBITDA ajustado de 2020 tuvo más de 1.300 millones de dólares en cargos no monetarios que no esperamos que se repitan”.

Asimismo destacó que GE Industrial cuenta con aproximadamente 10.000 millones de dólares en exceso de liquidez y expresó que es posible una mayor reducción proactiva de la deuda.

“Las tasas de interés más altas deberían reducir los saldos de las pensiones, que se incluyen en la deuda neta. Cada aumento de 25 puntos básicos en la tasa de descuento reduciría la obligación de pensiones de GE Industrial en Estados Unidos en 2.400 millones de dólares, lo que equivale a un apalancamiento de deuda neta 0,25 veces menor en 2021”, declaró Obin.

Tasas crecientes de GE, pensiones congeladas: BofA Securities pronostica que habrá un aumento del 1,75% en las tasas del Tesoro a 10 años para finales de este año.

Teniendo en cuenta este escenario, la congelación ejecutada por GE en su plan de pensiones de Estados Unidos, que entró en vigor el mes pasado, junto a un aumento de 25 puntos básicos en las tasas de descuento, podría resultar en que los pasivos de seguro de atención a largo plazo de GE Capital disminuyeran en 900 millones de dólares desde los 21.300 millones de dólares actuales, argumentó Obin.

Enlace relacionado: Los toros y osos de la semana de Benzinga: Amazon y más

Foto de Bubba73 vía Wikimedia