NYU Langone Health realiza con éxito el primer trasplante de cara y doble trasplante de manos del mundo

11 min de lectura

Éxito quirúrgico histórico a pesar de la inquietante amenaza derivada de la pandemia de COVID-19

NUEVA YORK, 4 de febrero de 2021 /PRNewswire/ — Un equipo de cirugía de NYU Langone Health realizó un trasplante de cara y doble trasplante de manos a un residente de Nueva Jersey de 22 años, que sufrió quemaduras graves en un terrible accidente automovilístico. La cirugía incluyó el trasplante de ambas manos y de toda la cara de un solo donante. Este supuso el primer caso de trasplante combinado de su clase realizado con éxito en el mundo.

La cirugía, que comenzó la mañana del miércoles 12 de agosto, duró aproximadamente 23 horas, un tiempo total de cirugía más corto que el trasplante solo de cara más reciente de NYU Langone para Cameron Underwood, realizado en 2018. Un equipo de más de 140 profesionales de la salud, integrado por cirujanos, enfermeros y demás personal, estuvo una vez más bajo la dirección de Eduardo D. Rodriguez, MD, DDS, el profesor de Cirugía Plástica Reconstructiva de Helen L. Kimmel, jefe del Departamento de Cirugía Plástica de Hansjörg Wyss en NYU Langone.

El receptor en este caso reciente es Joe DiMeo de Clark, NJ, que sufrió quemaduras de tercer grado en más del 80 por ciento de su cuerpo debido a un accidente automovilístico ocurrido en julio de 2018. A pesar de someterse aproximadamente a 20 cirugías reconstructivas, DiMeo tenía lesiones extensas —incluidas yemas de los dedos amputadas, cicatrices faciales graves y ausencia de labios o párpados— que afectaban a su visión y sus actividades diarias, y limitaban gravemente su capacidad para llevar una vida funcional e independiente.

“Joe fue un candidato ideal para este procedimiento; está extremadamente motivado y decidido a recuperar la independencia que perdió después de su accidente”, dice Rodriguez. “Gracias al apoyo institucional que recibimos aquí en NYU Langone y a un equipo de primer nivel comprometido a brindar la mejor atención a nuestro paciente, hemos logrado un gran compromiso que demuestra que podemos seguir asumiendo nuevos desafíos y avanzando en el campo de los trasplantes.”

Un nuevo capítulo para un programa pionero

Este es el cuarto trasplante de cara realizado bajo la dirección de Rodriguez y el primer trasplante de manos bajo su dirección. Aunque se sabe que se han realizado otros dos intentos de trasplante de cara y manos simultáneamente, en cada caso hubo un desenlace adverso: Un paciente falleció finalmente por complicaciones infecciosas y otro precisó la extirpación de las manos después de que no prosperaran.

“Fundamentalmente, consideré que se trataba del mismo tipo de ejercicio quirúrgico que nuestros trasplantes de cara realizados con éxito anteriormente”, dice Rodriguez. “No vi ninguna razón por la que no pudiéramos lograr este resultado para ayudar a mejorar la función y la calidad de vida de Joe.”

Al igual que en todas las operaciones de trasplante, los cirujanos intentaron completar el procedimiento lo antes posible para limitar el tiempo de isquemia o el tiempo durante el que el tejido donado no recibía suministro de sangre. La cirugía se orquestó con precisión para conectar los tejidos rápidamente y garantizar un resultado óptimo para el receptor y para los otros órganos vitales puestos a disposición por el donante.

Cómo superar la pandemia de COVID-19

Tan solo tres meses después de que DiMeo fuera incluido en la lista de donación de órganos de la Red Unificada de Donación de Órganos (UNOS) en octubre de 2019, se identificó el primer caso de coronavirus en Estados Unidos. En marzo, se interrumpieron las cirugías programadas en Nueva York. Los profesionales médicos de la ciudad de Nueva York, incluidos los miembros del equipo de trasplante de cara y manos de NYU Langone, fueron reasignados a trabajar en unidades de COVID-19 a medida que aumentaba el número de casos positivos.

A pesar de las necesidades adicionales durante este tiempo, el equipo quirúrgico principal siguió realizando de forma segura ensayos mensuales para garantizar una operación sin contratiempos cuando llegara el momento. DiMeo estuvo en la lista durante solo 10 meses antes de que se identificara a un donante; el tiempo total transcurrido desde que se produjeron los daños hasta el trasplante fue de 2 años.

Una aguja en un pajar

Debido a las múltiples transfusiones de sangre e injertos de piel vitales que DiMeo recibió después del accidente inicial, su sistema inmunitario estaba muy sensibilizado. Su panel reactivo de anticuerpos (PRA, por sus siglas en inglés), que revela el porcentaje de donantes que rechazaría el receptor, fue del 94 por ciento, lo que se traducía en que solo tenía un 6 por ciento de probabilidades de encontrar un donante compatible. Añadiendo otros factores, como la estructura ósea y un tono de piel adecuado, significaba que “encontrar el donante perfecto para Joe era como encontrar una aguja en un pajar”, dice Rodriguez.

A nivel local, fue LiveOnNY, la organización de recuperación de órganos para el área metropolitana de Nueva York y miembro de UNOS, quien lideró los esfuerzos por encontrar un donante para DiMeo. Con el fin de aumentar el grupo de posibles donantes, NYU Langone amplió la búsqueda de donantes a las agencias de obtención de órganos en todo el país. La coincidencia exacta para DiMeo fue identificada finalmente por Gift of Life, el programa regional de donantes de órganos que presta servicios en el sur de Nueva Jersey, Pensilvania y Delaware. Luego de que Rodriguez viajara a Delaware para realizar una serie de evaluaciones, el cuerpo del donante fue trasladado a NYU Langone para la cirugía de trasplante.

“El Programa de Donantes Gift of Life se enorgullece de haber colaborado con un equipo tan distinguido de profesionales médicos en el primer trasplante de cara y bilateral de manos en la historia de los EE. UU. Felicitamos a nuestros colegas de NYU Langone Health por este hito médico pionero y estamos encantados de escuchar que el paciente está evolucionando tan bien”, dice Richard D. Hasz, Jr., MFS, CPTC, vicepresidente de servicios clínicos, Programa de Donantes Gift of Life. “Este trasplante fue posible gracias a que una familia altruista dijo sí a esta donación única. La madre del donante sostiene que se siente orgullosa y reconfortada al saber que su hijo ha podido ayudar a otro joven, así como salvar y curar a otros a través de la donación de sus órganos y tejidos. Dice que su hijo será siempre su ángel. Gift of Life agradece la perdurable generosidad de la familia del donante y rinde homenaje al donante heroico. Fue un honor coordinar la donación en su nombre y aportar nuestro liderazgo nacional y experiencia en la obtención de órganos y la coordinación de estas donaciones excepcionales y complejas para ayudar a sanar y transformar la vida de un joven. Nuestros pensamientos están con la familia del donante y el receptor, para que encuentren la curación y esperanza que son posibles gracias a la donación”.

En opinión de Helen Irving, presidenta y directora ejecutiva de LiveOnNY, “El Dr. Rodriguez y el equipo de trasplantes de NYU Langone siguen demostrando que la donación y el trasplante de órganos es un campo en constante expansión que continúa ayudando a las personas de maneras nuevas y emocionantes”. “Es importante recordar que nada de esto sería posible sin la generosidad del donante del órgano, que decidió ofrecer el regalo de la vida. Este es un trabajo pionero que continuará salvando vidas a medida que más neoyorquinos se inscriban en el Registro Donate Life del Estado de Nueva York.”

Avances científicos y tecnológicos

En colaboración con Depuy Synthes y Materialise, gran parte de la planificación prequirúrgica y la propia cirugía se basaron en tecnología de vanguardia. El uso de la planificación quirúrgica computarizada 3D y de guías de corte específicas del paciente impresas en 3D garantizó la alineación perfecta de los huesos y que las placas y los tornillos implantables estuvieran en la mejor posición para fijar la cara y las manos injertadas a DiMeo. Las colaboraciones fueron una parte integral del éxito de la cirugía.

La cirugía de DiMeo fue la primera de este tipo que se realizó en el nuevo Pabellón Kimmel de NYU Langone, que fue inaugurado en junio de 2018. La tecnología de vanguardia y los quirófanos expansivos permitieron que seis equipos quirúrgicos altamente cualificados —uno para cada mano y otro para la cara tanto del donante como del receptor— operaran simultáneamente tanto en el quirófano del donante como en el del receptor.

“Practicamos la cirugía casi una docena de veces a lo largo de un año, y en los quirófanos teníamos equipos que garantizaban que todos siguieran los pasos exactamente para no saltarse un latido ni salirse de la secuencia. Al final, salió mejor de lo que esperaba”, dice Rodriguez.

Los equipos siguieron un programa bien calibrado para trasplantar y reconstruir las manos y la cara del donante a DiMeo. Rodriguez y su equipo de 16 cirujanos (y un equipo de quirófano compuesto por otros 80 profesionales) realizaron el trasplante de:

  • ambas manos hasta la mitad del antebrazo, incluidos el radio y el cúbito, 3 nervios dominantes de la mano, 6 vasos que precisan conexiones vasculares y 21 tendones
  • la cara completa que incluye la frente, las cejas, ambas orejas, nariz, párpados, labios y segmentos subyacentes de cráneo, mejilla, nariz y barbilla

Desde entonces, Rodríguez le ha realizado a DiMeo varias intervenciones quirúrgicas de seguimiento menos extensas para optimizar sus resultados funcionales y estéticos.

Los avances en la monitorización del sistema inmunitario permitieron la coincidencia satisfactoria inicial, así como la ausencia de episodios de rechazo de DiMeo hasta la fecha. “Al igual que hicimos con nuestros receptores de trasplante de cara anteriores, utilizamos de nuevo nuestra pauta de inmunosupresión única para el trasplante de la cara y las manos de Joe”, dice Bruce E. Gelb, MD, cirujano de trasplantes de NYU Langone. “Gracias a una estrecha vigilancia del sistema inmunitario, hemos podido evitar el rechazo precoz y adaptar con seguridad el tratamiento inmunodepresor de Joe específicamente para él.”

Además, Rodriguez colaboró con el centro avanzado de servicios de medios en 3-D de NYU, LaGuardia Studio, para crear sustituciones impresas en 3-D de la cara y las manos del donante con el fin de restaurar la integridad de la identidad del donante después de retirar los órganos. Tradicionalmente se había utilizado una alternativa de silicona moldeada pintada a mano. Hay pocas impresoras en el mundo iguales a la de LaGuardia, que imprime con 60.000 colores.

Un paciente decidido a recuperarse

Después de la cirugía, DiMeo pasó varias semanas en NYU Langone, primero en la unidad de cuidados intensivos y luego continuando su recuperación en la unidad de rehabilitación de Rusk para pacientes internados de NYU Langone. Fue dado de alta el 24 de noviembre para que permaneciera en un departamento cercano provisto por myFace, la organización asociada a NYU Langone que brinda a las personas con diferencias craneofaciales atención integral mediante el financiamiento de cuidados médicos, quirúrgicos y dentales, apoyo psicosocial, transporte y alojamiento. Desde allí, continuó con la rehabilitación ambulatoria, que incluía terapia física, ocupacional y del habla.

“Las necesidades de rehabilitación de Joe son mayores que las de cualquiera de nuestros pacientes anteriores de trasplante facial”, dice Rodriguez. “Con el elemento adicional de la terapia manual, Joe ha realizado hasta cinco horas de rehabilitación por día, y constantemente hace esfuerzos para conseguir más. Está completamente enfocado en su objetivo de obtener una mayor independencia y libertad.”

Los protocolos de terapia manual de DiMeo fueron creados por fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales en Rusk Rehabilitation de NYU Langone. “Debido a los injertos de piel que recibió después de su accidente inicial, Joe tenía necesidades muy específicas y diseñamos nuestro protocolo pensando en él”, dice April D. O’Connell, OT/L, especialista clínico en rehabilitación de manos y extremidades superiores. “En definitiva, todo lo que hacemos con él persigue el objetivo de que vuelva a realizar las actividades cotidianas que disfrutaba antes, como comer y vestirse, levantar pesas y jugar al golf.”

DiMeo mantiene una actitud positiva y sigue centrado en recuperar los aspectos vitales que perdió tras su accidente de 2018. Está agradecido por lo que su donante y la familia de este han hecho por él durante un momento de gran dificultad también para ellos.

“Este es un regalo que se recibe una vez en la vida, y espero que la familia pueda tener algún consuelo sabiendo que parte del donante vive en mí”, dice DiMeo. “Mis padres y yo estamos muy agradecidos de haber tenido esta segunda oportunidad. También estamos increíblemente agradecidos al Dr. Rodriguez y al equipo de terapeutas, enfermeros y cirujanos que me ayudaron a llegar donde estoy hoy.”

A aquellas personas que podrían estar sufriendo lesiones debilitantes similares, DiMeo les recomienda considerar el trasplante de cara o manos: “Si yo puedo hacerlo, tú también puedes”.

Entrevistas y materiales multimedia disponibles

Se pueden solicitar entrevistas y materiales multimedia, como fotografías previas y posteriores, el paquete de B-Roll y un vídeo de visualización quirúrgica tridimensional.

Consultas de los medios:

Kate Malenczak
Teléfono: 646-754-7367
kate.malenczak@nyulangone.org

Joe DiMeo received a face and double hand transplant on August 12, 2020. This progress photo was taken almost six months after the historic operation.