Apple podría ser el primer rival real de Tesla

Un analista de Loup Ventures teorizó acerca de los pros y contras que podría encontrar Apple en una futura incursión en el mundo automotriz

Apple podría ser el primer rival real de Tesla
3 min de lectura

En horas de ayer, Gene Munster, analista de Loup Ventures, afirmó que las ambiciones de Apple Inc (NASDAQ:AAPL) de ingresar en el espacio del transporte podrían convertir al fabricante de iPhone en el “primer competidor verdadero” de Tesla Inc (NASDAQ:TSLA).

Independientemente del enfoque que adopte la tecnológica estadounidense, tiene ambiciones en la industria del transporte que podrían resultar en “ingresos considerables” y podrían catapultar la firma justo en competencia frente a Tesla, escribió Munster.

Un matrimonio de titanes : El analista indicó que “la fabricación de un automóvil marca Apple no es una novedad”, al hablar del Proyecto Titán, la iniciativa para construir un auto eléctrico autónomo, que comenzó en 2014.

Continúa asegurando que para esos tiempos, la compañía tenía tres vías: “Primero, construir un automóvil con la marca Apple. En segundo lugar, crear software y licenciarlo a otros fabricantes dentro del rubro. Por último, en tercer lugar, adquirir Tesla”.

Munster descartó todas las vías en que pudo haber resultado el Proyecto Titán e indicó que el matrimonio Apple-Tesla, que estaba sobre la mesa hace cinco años, no fue celebrado porque ambas firmas tenían fuertes opiniones respecto al diseño.

“Aunque ese equipo habría sido del tamaño de un titán, lamentablemente se terminó convirtiendo en un cuento de hadas”, escribió el analista, refiriéndose a la unión no materializada.

Un auto en ciernes: Munster había asegurado este mes que solo considera al coloso tecnológico como un competidor potencial de la empresa liderada por Elon Musk. Las últimas reflexiones que compartió respecto a un posible vehículo de Apple se produjeron luego de la publicación de un informe compartido por Reuters que decía que la empresa liderada por Tim Cook está trabajando en un vehículo eléctrico autónomo que se lanzará en 2024.

El motor de Apple: El analista sugiere que la compañía de la manzanita mordida probablemente asignará un monto de inversión en la construcción de un automóvil en los próximos diez años, ya que esta ha invertido en movilidad durante los últimos siete años y el mercado automotriz está “en la cúspide de una transformación”.

“Este es el motor de Apple: encontrar un gran mercado en el que un competidor ya haya progresado, ingresar unos años más tarde y revolucionarlo”, teorizó Munster.

Fuerzas motrices: Un factor que podría servir de aliciente para que fabricante con sede en Cupertino entre en la labor de fabricar automóviles es el tamaño del mercado en este sector, que vale 2 trillones de dólares. Munster señaló como un medio para medir la perspectiva los ingresos de 315.000 millones de dólares devengados por Apple.

Otros factores que podrían llevar a que la empresa se meta de lleno en este rubro es su énfasis en el diseño y su conocimiento de la anatomía de un automóvil, según el analista de Loup Ventures.

Posibles obstáculos: Una de las piedras en el camino con la que podría tropezar la empresa durante su incursión automotriz incluye problemas relacionados con la seguridad y la publicidad negativa relacionada con las fatalidades experimentadas en el pasado tanto por Tesla como por Uber Technologies Inc (NYSE:UBER).

Otro comentario añadido por el analista fue que su experiencia pasada con televisores de la marca Apple le ha demostrado que el hecho de que el gigante tecnológico esté trabajando en un producto no significa que “verá la luz del día”.

El movimiento de los precios: AAPL cotizó casi un 1,9 % a la baja hasta situarse en los 130,62 dólares en el horario posterior al mercado del lunes, después de haber cerrado un 1,24 % al alza en los 128,23 dólares. En la misma jornada, TSLA cerró casi un 6,5 % a la baja a 649,86 dólares.