Farmacéuticas se comprometen con la seguridad de sus vacunas

9 importantes biofarmacéuticas se pronunciaron con un compromiso para cumplir altos estándares de seguridad y calidad de sus posibles vacunas para el COVID-19

Farmacéuticas de comprometen con la seguridad de sus vacunas
3 min de lectura

Con la presión para sacar rápidamente una vacuna contra el coronavirus lo antes posible como telón de fondo, las empresas biofarmacéuticas que trabajan en posibles vacuna dijeron el martes en grupo que la seguridad es lo primero.
Los directores generales de nueve empresas biofarmacéuticas que están entre los líderes de la carrera por la vacuna del coronavirus publicaron el martes una promesa firmada que subrayaba su compromiso de hacer de la seguridad y el bienestar de las personas vacunadas su “máxima prioridad” en el proceso de desarrollo y pruebas.

Los firmantes del compromiso incluyen a los directores generales de:

AstraZeneca plc (NYSE:AZN)
BioNTech SE – ADR (NASDAQ:BNTX)
Pfizer Inc. (NYSE:PFE)
Moderna Inc (NASDAQ:MRNA)
Merck & Co., Inc. (NYSE:MRK)
Johnson & Johnson (NYSE:JNJ)
Novavax, Inc. (NASDAQ:NVAX)
Sanofi SA (NASDAQ:SNY)
GlaxoSmithKline plc (NYSE:GSK)

Los directores generales se comprometieron a hacer valer altos “estándares científicos y éticos” en la realización de los ensayos clínicos y la fabricación, a solicitar la autorización de uso de emergencia sólo después de que se haya demostrado la seguridad y la eficacia a través de un estudio de fase 3 a gran escala realizado de acuerdo con los requisitos de los organismos reguladores, y a trabajar para garantizar un suministro suficiente de vacunas.

“Creemos firmemente que este compromiso firmado ayudará a asegurar la confianza del público en el riguroso proceso científico y reglamentario por el cual las vacunas contra el coronavirus son evaluadas y pueden ser aprobadas en última instancia”, dijeron en la declaración.

La postura colectiva de la industria le sigue los pasos a EE.UU. El presidente Donald Trump presiona a la FDA para que autorice el uso de emergencia de la la terapia de plasma para tratar el coronavirus, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2.

Esto a pesar de que los científicos e investigadores expresaron dudas sobre la eficacia de la terapia para contrarrestar el virus.

Lea también: La semana que tiene por delante la biotecnología

Trump confiado en la vacuna: Trump, que ha visto caer sus índices de aprobación antes de las elecciones del 3 de noviembre, se ha manifestado a favor de un calendario de vacunas acelerado.

“Nos mantenemos en el camino para suministrar una vacuna antes de fin de año y tal vez incluso antes del 1 de noviembre. Creemos que probablemente podamos tenerladurante el mes de octubre”, dijo Trump en una rueda de prensa del fin de semana del Día del Trabajo.

El director general de Pfizer propuso que los resultados de la etapa final de los ensayos clínicos de un programa de vacunas realizado en asociación con la compañía alemana BioNTech podrían salir pronto, probablemente el mes que viene, dijo Trump en el comunicado.

“Tenemos empresas realmente excelentes. A todas les va muy bien. Están en las etapas finales y creo que tendrán resultados sorprendentemente buenos”.

Los demócratas se muestran escépticos: El contrincante demócrata de Trump, Joe Biden, ha expresado sus dudas sobre si Trump hará caso a los consejos de los científicos y seguirá un proceso transparente.

“Ha dicho tantas cosas que no son ciertas que me preocupa que si tenemos una vacuna realmente buena la gente vaya a ser reacia a tomarla”, dijo Biden el lunes.

La compañera de campaña de Biden, Kamala Harris, se ha hecho eco de un sentimiento similar.

“Diré que no confiaría en Donald Trump y tendría que ser una fuente de información creíble que hable de la eficacia y la fiabilidad de lo que sea que esté hablando” dijo Kamala Harris en una entrevista con CNN.