Trump pone el ojo sobre el acero de Brasil y México

La administración estadounidense hace recortes en las importaciones con el objetivo de proteger su industria del acero

Trump pone el ojo sobre el acero de Brasil y México
2 min de lectura

Con el objetivo de proteger la industria siderúrgica estadounidense durante la pandemia, la administración de Trump ha anunciado recortes en las importaciones de acero procedente de Brasil.

El presidente también tomó medidas para frenar las importaciones de acero desde México presionando para conseguir una mayor supervisión de sus niveles de exportación de ciertos productos, incluidos tuberías estándar, tuberías mecánicas y productos semiacabados, según el Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR).

“Teniendo en cuenta el reciente deterioro de las condiciones del mercado a causa de la pandemia de la Covid-19 que afecta a los productores de acero nacionales, Estados Unidos ha considerado necesario reducir la cuota restante para productos de acero semiacabados procedentes de Brasil durante lo que queda de 2020 a 60.000 toneladas métricas, por debajo de 350.000, pero mantendrá las cuotas existentes para otros productos de acero”, informó el USTR en un comunicado.

El USTR también declaró que México establecerá un programa de control de exportaciones para tuberías estándar, tuberías mecánicos y productos semiacabados hasta el 1 de junio de 2021 y que monitoreará los envíos durante este período.

El USTR no dio detalles sobre cómo funcionaría el programa de supervisión, pero dijo que el acuerdo también mantendrá la exención de México de los aranceles al acero de la Sección 232.

Estados Unidos es el mayor importador de acero del mundo e importó 26,3 millones de toneladas durante el año 2019, según la International Trade Administration de los Estados Unidos. Brasil representa alrededor del 14 % de todas las importaciones de acero de EE.UU. y es el segundo mayor proveedor, por detrás de Canadá (19 %). México ocupa el tercer lugar, con el 13 % de las importaciones de acero.

Kevin Dempsey, presidente interino y CEO del American Iron and Steel Institute (AISI), afirmó que la industria estadounidense del acero “continúa haciendo frente a desafíos importantes debido a la fuerte caída de la demanda de este año como resultado de la pandemia”.

“En lo que va de 2020, la producción de acero crudo ha bajado un 20 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado y, hasta la fecha, este año la capacidad de fabricación de acero solo se ha utilizado en aproximadamente un 66 por ciento, en comparación con casi el 81 por ciento registrado durante el mismo periodo el año pasado. Estas condiciones tan difíciles hacen que la industria sea aún más vulnerable a los aumentos repentinos de las importaciones”, dijo Dempsey en un comunicado.

Haz clic para acceder a más artículos de FreightWaves de Noi Mahoney.

Foto: Shutterstock